viernes, 6 de mayo de 2011

ZONA SENSIBLE 9

La soledad querida no has de temerla, no has de asustarla. Es un regalo inmenso...siempre acompaña, su amor no engaña. Te mueves en su cama como ceniza que esparce el viento, renuevas tu energía... Es tu alimento.   CARLOS   VILLARRUBIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario